Intermareal

Es época de presentación de trabajos fin de grado. De tefejés, vaya. Criaturas extrañas para los que convivimos con ellas; no entendemos su etología, y nos cuesta creer que no sean un culo de saco evolutivo.

Pero a pesar del desconcierto, hay que intentar arrancarle todo lo posible a las educracias. Por ejemplo, con Intermareal: una guía visual del ecosistema intermareal rocoso cantábrico (los matices luego), disponible para dispositivos móviles Android.

Esa aplicación es el resultado de dos tefejés coordinados en la Universidad de Oviedo, uno en el Departamento de Informática (alumno Miguel Ángel Feijoo; tutor José Ramón Árias) y otro en el de Biología de Organismos y Sistemas (alumna Noelia Carpio, tutor el que suscribe). Es también resultado de las prácticas de campo que hacemos en el intermareal rocoso en el Área de Ecología; y de que haya un grupo de investigación que lleva muchos años trabajando en esos pedreros, facilitando la curva de aprendizaje de los que nos aproximamos con mucho interés pero poca base.

Y los matices: la guía no deja de ser un prototipo, una prueba de concepto en tefejés; tanto desde el punto de vista técnico como de contenidos. No hace todo lo que nos gustaría que hiciese, y sólo contiene información de unos 60 taxones, que posiblemente no harán justicia al término “cantábrico”. Espero que podamos desarrollarla en el futuro, tanto para su uso divulgativo, público, como para la docencia.

Mientras, podemos buscar una marea viva y acercarnos a un pedreru, y alucinar con los colores y la diversidad que tenemos al lado de casa. Eso sí, recordando que los animales y plantas que allí viven son delicados, y bastante tienen con soportar la alternancia diaria de calma y paz, de sequía y chaparrón.