Skip to content

Tinta por barriles

2013/08/01

Cantabricus

Por Mario Quevedo, en Cantabricus

Intento no dedicar mucha atención a telepredicadores, chamanes de uno u otro culto, amigos de las soluciones inmediatas, o cualquier otro experto en manipulación y tergiversación. Y es que hay mucho profesional decente al que prestar atención, tanto en mi ámbito más cercano como en otros más generales. Además, soy consciente de que mi tiempo antes de unirme a la necromasa es incierto y, sobre todo, finito.

Para elaborar un poco mi punto de vista, creo necesario explicar que mi trabajo consiste a priori en enseñar e investigar, al 50%. Como a muchos en la universidad española, me resulta especialmente difícil que la primera parte no se coma buena parte de la segunda; pero ese es otro cantar, y de muchos versos. Esas partes de las que consta mi trabajo no incluyen salir al paso de los farsantes. Esa sería una primera razón para justificar…

Ver la entrada original 710 palabras más

From → Entradas

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: